Cuestión de talento y no de suerte

Desnudos a luz de velas,  paisajes, bodegones y figuración, mucha figuración.
No hay nada que pueda resistirse a sus pinceles hiper-realistas. Sus desnudos figuran como pieza clave en la mayoría de importantes colecciones privadas de Galicia. Es el pintor gallego joven que representanta el realismo actual, figurando en la Enciclopedia Universal Gallega como tal. Si esto sucede cuando no has alcanzado los treinta resulta todavía más fascinante, pero cuando te sitúas delante de uno de sus cuadros, de pronto comprendes porqué se le otorga tal categoría y porqué sus piezas se las quitan de las manos. Entonces le tocas la espalda disimuladamente, a ver si se te pega la suerte un poco, pero pronto te das cuenta de que es una cuestión de talento y no de suerte.
Ahora a sus 33 años, ha sido elegido por los Hermanos Rivera como el artista que con su trabajo conmemorará los 100 años de la cerveza Estrella Galicia. Para tal  encargo nos ha sorprendido con un paisaje urbano de trenes y una figura femenina en la playa, insertando en cada obra un elemento cotidiano de la marca en su pintura.

Su elocuencia pictórica no deja de seguir sobrecogiéndonos, y también a personas mucho más expertas que nosotros. En Irlanda, su éxito es rotundo. Tras descubrirlo en el Festival Studio Open Doors en el 2004,  la mejor galería de Dublín, Origin Gallery,   ha expuesto su obra por todo el país con un absoluto e indiscutible reconocimiento. Su propietaria, la crítica y editora Noëlle Campbell-Sharp se enamoró de su trabajo hasta el punto de concederle una beca en su Fundación The Riallagh, para que pintase a orillas de la costa irlandesa, tal y como lo hace maravillosamente en la costa gallega.
Es afable, campechano, sencillo y trabajador. Encima, no se le ha subido a la cabeza.
A caballo entre Galicia y Cataluña, donde vive actualmente con su familia en una bonita casa del Penedés, siempre encuentra tiempo para sus amigos, y siempre tiene una botellita de Albariño que abre sólo cuando le haces una empanada…
Mientras nos la comemos, en esta ocasión de bacalao con pasas, le confieso que su éxito en Irlanda era merecido y él como siempre ríe tímidamente y da las gracias. –Me gusta lo que estoy pintando ahora-dice- mi mujer, que es preciosa-

Todo en la vida de Roberto gira en torno al arte, ya que aparte de ser el responsable técnico de Royal Talens en España, algo que como dice él le va como anillo al dedo, su mujer también es pintora.

-Cómo se lleva lo de ser niño prodigio…pues el reconocimiento, que  te llegó a los 25, es algo muy inusual.

No sé si se puede decir niño prodigio,...no. Es un poco la terquedad de hacer lo que te gusta con un poco de sentido. Creer en lo que haces, sin hacer mucho caso de lo que te van diciendo. Creo que las cosas llegan si verdaderamente crees en ellas.

-Has escogido el realismo más académico siendo algo que no es común en los pintores de nuestra generación, cuál fue el motivo.

Sinceramente creo que no es cuestión de motivo, pero sí pienso que una idea se expresa mejor en figurativo que en abstracto, seguramente llega a más público.
Se puede hacer algo denominado “clásico” pero a la vez muy actual. Es cuestión de concepto. Supongo que Velázquez o Sorolla hoy en día harían algo muy similar pero con influencias del siglo XXI. La esencia no se pierde.
Hay mucha gente que pinta muy bien, pero solo reflejan eso, técnica. Lo difícil es transmitir, que el cuadro te haga pensar, que el espectador se sienta cómplice.

-Qué dirías tú a los críticos que desprecian la técnica clásica en la pintura

Esto es algo que por desgracia está a la orden del día,...allá ellos,... algunos son artistas frustrados que desprecian lo que son incapaces de hacer. Puede sonar duro, pero lamentablemente hay algo de eso. Alguien que desprecia algo clásico, sea el ámbito que sea, no me merece respeto profesional.
Creo que un crítico es bueno cuando te hace un comentario razonado, tanto bueno como malo. Por suerte hay mucha gente que se dedica a esto y es buena, lo que pasa es que siempre destacan los que se hacen notar.

-Cómo explicarías a alguien que no te conoce lo que tú haces

Más vale una imagen que mil palabras, pero les diría que me gusta lo que hago, ...a veces disfruto de verdad, y lo volvería a hacer así si tuviera que empezar otra vez de cero. Diría que realizo imágenes para contemplar, serenas, pero con carga emocional, con una paleta en algunos momentos melancólica. Cuestión de la luz del Atlántico.
La verdad es que describirse a uno mismo es complicado.

 

-Qué te inspira a la hora de pintar
No creo en la inspiración, creo en el trabajo. Hay días que tienes más ganas que otros pero no hay ninguna musa que se te acerque y te susurre al oído. A mí por lo menos nunca me ha pasado. Sí que me ayudan los momentos de soledad, me hacen sentir bien, mi niño Hugo, mi mujer,...pensar en lugares que me encantan, como la playa de Miño, que es una especie de kilómetro cero en mi infancia,...muchas cosas...
...aunque mi obra respire serenidad suelo tener mi otra pasión al lado, la música, normalmente a bastante volumen y me evado, me meto muy dentro de mi. Ahora escucho a The Libertines, pero me encantan los Pixies, The Clash, Calamaro, Iván Ferreiro,...un montón de cosas que me llenan de verdad.

-Cuál ha sido a nivel artístico el momento más entrañable de tu carrera.
Hay varios, casi todos buenos. Los primeros porque ves que tienes oportunidades, y los últimos porque se reconoce tu trabajo. Un buen momento fue cuando recibí un premio en la Bienal de Balconadas, era joven y me hizo mucha ilusión,...me dije...-mira, lo que haces le ha gustado a alguien-. Creo que todo se aprecia con el tiempo, tienes que digerir las cosas, por lo menos a mi me pasa,...la distancia, tanto en tiempo como en espacio te da perspectiva y entiendes todo mejor.

Hay anécdotas, como una persona que me escribió emocionada porque mi pintura le servía de terapia para su enfermedad, algo realmente entrañable,...o coincidir con una señora hace años por otros motivos y hablando y hablando me dice que fue a una exposición en Lugo que le había maravillado, -resulta que era mía-, y cuando le dije que era yo el artista se puso muy emocionada, a dar saltos y a decir Dios Mío!, Dios Mío! Eres tú!, no me lo puedo creer! Y se abrazó a mi,...como una quinceañera con Alejandro Sanz,...le tuve que firmar el libro de la exposición que lo llevaba en el bolso porque no se podía desprender de él...
La verdad es que son cosas que te pasan y luego recuerdas con cariño.
Los pintores somos mucho menos conocidos que otro tipo de artistas, el pincel no tiene el gancho de un micrófono.

 

-¿has deseado pintar algo en concreto pero no lo has conseguido?

Mi pintura en el fondo es de composición sencilla. Suelo tener ideas, luego trato de encontrar una imagen que se adapte, madurarla,... hasta que llega el momento de pintarla. Es un proceso, supongo que como el que hace canciones.
La verdad que  para llegar hasta aquí he hecho muchas cosas, creo que mi madre y mi hermana tienen obras de las que estoy muy orgulloso y poca gente ha visto. Espero que las guarden bien...(risas)

 

-Qué artistas han influido en tu inspiración y tu estilo
No busco un hiperrealismo, sinceramente no sé hacerlo, de verdad,..Digamos que lo que hago es un realismo figurativo a mi manera, “my way”. Me importa más la idea, la imagen, que la ejecución en sí.
Me gusta la pintura de los grandes maestros, creo que eso le gusta a casi todo el mundo...es la base de todo. Me encanta Ramón Casas, su técnica, su temática,...es genial, pero también me gusta Marc Chagall, aunque no se parezca a lo que hago.

-En que trabajas últimamente
Ahora mismo en figura femenina, vuelvo un poco a los orígenes, pero con algo más de madurez.

 

-Algo que no soportas
La gente que habla y opina de algo sin tener conocimiento,...y sobre todo las injusticias, que por desgracia en este mundo están a la orden del día.

-Mar o montaña
Mar, océano,...nací y crecí en una ciudad que está completamente rodeada de agua atlántica. Es una gran sensación el ver agua por todos los sitios.

-Paella o plato de embutidos
Paella, me encanta el arroz en todas sus variantes.

-Un secreto inconfesable
Qué difícil, si los digo ya no son secretos,...

-Un lugar en el que siempre has soñado exponer
No sé,...no tengo un lugar en concreto. Creo que un cuadro está bien donde lo sepan apreciar, ya sea una habitación pequeña o un gran museo.

-Un sueño a realizar en la vida
Lo bonito de los sueños a veces es eso, que son sueños. Cuando se cumplen dejan de serlo y pierden el encanto. Mi sueño es ser feliz, que tengan salud los míos y hacer siempre lo que me guste. Suena a tópico, ...pero ¿dónde hay que firmarlo?

A veces piensas que las cosas son eternas y no lo son.  Mi padre, ...un amante de lo que hacía, ya no está con nosotros, un duro golpe...lo siento cerca, en cada pincelada.

 
Y como siempre al final de la entrevista os dejamos a solas con el personaje del mes y sus piezas preferidas…

Más información en www.robertodiaz.es


 

 

 

 

 

A solas con...
By Rebeca Ponte