El artesano veneciano Leonardo D’Oro

En un pequeño canal no muy lejos de La Academia encontramos un taller en el que parece haberse parado el tiempo sólo para que nuestra imaginación viaje y podamos ser muchos rostros en un solo rostro.
Lo que tiene su tienda-taller de  pequeñita lo tiene de encantadora y acogedora. En ella Leonardo D’Oro fabrica y decora sus máscaras venecianas siguiendo el proceso artesanal más tradicional, lo que le ha convertido en un maestro y creador joven pero muy respetado.
 Ha trabajado para el teatro, el cine y su taller está recomendado en las mejores guías del Véneto. Si tenemos en cuenta que abrir una galería-taller en Venecia partiendo de cero es endeudarse de porvida,  le convierte en un artista valiente que asume riesgos para compartir su creatividad y pasión con el que buenamente decida cruzar las puertas de su estudio. Así pues, nosotros pudimos disfrutar de su amabilidad y sus precisas explicaciones sobre su magnifico trabajo.

Leo, tienes una preciosa tienda, nos encanta

Muchas gracias, la verdad es que es  muy importante para mí el ambiente que creo en mi tienda ya que es al mismo tiempo mi taller ¡en el que paso tantas horas! Me gusta que mis visitas y clientes se sientan rodeados de toda la magia que las máscaras del arte veneciano son capaces de transmitir.


¿Cuántos años hace que trabajas como artesano?

Unos 12 años, pero antes de eso, los años de trabajo en la escuela de arte, los cursos especializados…uno tiene que trabajar muchas horas primero, equivocarse y volver a aprender, mejorar la técnica para llegar a hacer unas máscaras artesanales correctas y de calidad lleva su tiempo. Parece algo fácil, mucha gente cree que puede aprenderse con rapidez y que en unos días de curso intensivo uno ya se convirte en artesano, pero la realidad es muy distinta, los procesos son largos,  requieren de paciencia y dedicación, que son dos armas fundamentales para poder ser un especialista en la tradición más antigua para fabricar máscaras venecianas.

¿Cómo es el proceso de creación de una máscara veneciana tradicional?

En primer lugar  se crean unas bases en arcilla con una forma Standard que será el negativo en el que se verterá el yeso, una vez seco el yeso , sobre él se van aplicando pequeños recortes de papel que se adhieren entre si con una cola especial, este paso  en concreto es complicado y requiere de bastante destreza, según cómo fijemos el papel significara que la máscara posteriormente tendrá que ser lijada más ó menos para homogeneizar la superficie y así la estructura general de la pieza sufrirá más ó menos.
Una vez que esta capa de papel y cola que cubren la máscara de yeso está seca, se extrae y entonces se lija, la hacemos suave hasta que al tacto nos resulte una caricia aterciopelada, entonces se aplica una cobertura protectora de color blanco, es sobre ella una vez seca que trabajaremos nuestro diseño en pintura, apliques de tela o papel decorativo y al final un barniz y si queremos, algún aplique manual de pasamanería o accesorios de orfebrería adheridos a la máscara como retoque final.


¿Cómo creas tus diseños?

Normalmente cuando encuentro una inspiración  y creo una serie nueva intento también  de algún modo aprovechar al máximo mi tiempo en el taller, creando dos líneas diferentes, y empiezo los procesos, así mientras en una serie seca una de las etapas puedo ir trabajando la otra línea con lo que además me encuentro creando y pintando diseños diferentes a lo largo del dia, es más entretenido también, teniendo en cuenta que el artesano pasa su vida en el taller esto hace que el trabajo no sea monótono y así se haga más atrayente.

En que te has inspirado para tu última serie, en la que te vemos trabajar ahora mismo.

Esta serie está inspirada en el personaje del Pierrot pero también a su vez en el ajedrez, su tablero y los distintos personajes que encontramos en su juego, como en la vida,  no debemos olvidar que según la tradición la máscara debe representar un carácter, reflejar la personalidad del rol que representa.

Cuál ha sido tu serie preferida de las que has creado.

Indudablemente la serie sobre la Comedia del Arte. Creo que fue uno de los motivos que me atrajo rotundamente hacia la creación artesana. La Comedia del Arte anteriormente estaba reservada a los nobles en teatros y salas pequeñas, pero en aquel momento cuando salió a la calle en el 1300, al pueblo, de alguna manera se liberó y por primera vez se criticaba públicamente a personajes intocables, en una atmósfera en la que el miedo estaba tan presente la comedia también criticaba a la iglesia con el riesgo a ser prendido y ser condenado por hereje.  Es parte de la historia de Venecia y esto me apasiona. Además, los personajes de la comedia representan nuestras virtudes y nuestras flaquezas, cada uno de los personajes debe ser trabajado perfectamente en su máscara para que de verdad nos muestre las características psicológicas de nuestro personaje, lo cual no es siempre fácil y es un reto grande para el maestro que las fabrica.
Mi serie sobre instrumentos y composiciones del 1700 también me hace sentir bastante orgulloso del producto final.

Qué es lo más difícil del trabajo de artesano hoy en dia desde tu punto de vista

La intromisión de las producciones desmesuradas que provienen de otros países, mayoritariamente de Asia. Son trabajos realizados rápidamente en técnicas que no tienen nada que ver con el arte profesional veneciano basado en el estudio y muchos años de práctica. Los materiales que usan estos imitadores son plásticos y yesos de rápido secado, que dan un resultado parecido pero que no es ni Veneciano ni artesano. Son máscaras hechas en plástico que además no son exclusivos diseños pero que a veces cuando las personas no saben diferenciar un buen trabajo artesano pues compran las mascaras de plástico, más baratas, creyéndose que se llevan a casa auténticas mascaras venecianas ¡nunca más lejos de la realidad!

Venecia…con todo este turismo, para los venecianos como tú, ha supuesto ciertos cambios en la calidad de vida, ¿qué encuentras de negativo en estos últimos años en Venecia?

Supongo que debido a las inversiones extranjeras de los turistas, comprarse una casa en Venecia o alquilar un local se ha convertido en una dificilísima tarea para nosotros los venecianos, lo cual hace que cada vez sea más difícil salir adelante, pero por otra parte sin turistas y sin inversión extranjera ¿qué sería Venecia? Yo , veneciano y amante de mi ciudad entiendo perfectamente que personas de otros lugares se sientan enormemente atraídas por el arte, la arquitectura y la extraordinaria historia de nuestra ciudad que un dia, no debemos olvidarlo fue un imperio.

Nosotros no sabemos si alguna vez lo llegara a ser de nuevo pero lo que sí sabemos  que cuando caminas por Venecia, cuando entras en sus iglesias, cuando ves la magnitud y excepcional distribución de sus palazzos te embriaga una sensación de grandeza y elocuencia artística que la eleva al estado de potencia e imperio en el que su decadencia es la mayor de sus riquezas y encantos. Sin duda en medio de este derroche de arte y lujo que Venecia a lo largo de la historia siempre ha subvencionado, está la música, los blancos de Tiziano y la magia de su carnaval en el que durante un instante uno puede ser quien quiera ser, y en ese momento las máscaras de Leonardo D’Oro siempre nos echarán una mano para completar más perfectamente las características de nuestro personaje.
Desde aquí le agradecemos su amabilidad por compartir un dia de trabajo con nuestra revista y le mandamos un enorme abrazo.



 


 

 

 

A solas con...
By Rebeca Ponte